La versión de su navegador no está debidamente actualizada. Le recomendamos actualizarla a la versión más reciente.

Fiestas navideñas

 ¿Conoces el origen de las Flores de Pascua?

 

La Poinsettia


La flor de Pascua está más presente que nunca en estos días. Las vemos en tiendas, escaparates, en casa, en el trabajo... además las podemos disfrutar de varios colores: rojo, blanco o rosa. Sin duda son un icono navideño. Pero, ¿conoces el origen de esta planta? La flor de Pascua es también conocida como flor de Navidad o Poinsettia. Esta planta tiene su origen en México, concretamente en Taxco de Alarcón  y es propia de regiones tropicales. Tuvo su auge y expansión gracias a los frailes franciscanos en el siglo XVI, ya que decoraban las Iglesias con estas flores el día de Navidad. De ahí que esta planta se relacione con las fiestas navideñas por la decoración en los nacimientos. Esto se popularizó entre 1521 y 1821, durante el periodo colonial. En España fue introducida a principios de los años 80 y ahora se cultiva en Andalucía, Murcia, Cataluña y Cantabria. 


 

El acebo y el muérdago


También el acebo y el muérdago tienen un significado muy similar. El acebo es muy característico por sus frutos rojos y sus hojas espinosas. El muérdago es tradicional en Estados Unidos en Latinoamérica. Hoy en día todos conocemos la tradición de besare bajo el muérdago. Algo Parecido ocurre con el acebo debido a la creencia de que, el acebo o el muérdago son plantas sagradas a las que se les atribuyen poderes mágicos. Entre ellos, atraer la fertilidad, la prosperidad y el bienestar. Es popular la creencia de que la chica besada bajo el árbol encontrará el amor o lo conservará. Además atraerá la fertilidad.

 

 

El pino, el abeto, la pinácea o el árbol


Y como no el adorno por excelencia de la Navidad en el hogar lo constituye el Árbol de Navidad. Es muy común encontrar los abetos o árboles de navidad, ese adorno navideño decorativo tan típico en las fiestas. Normalmente suele ser una conífera, hoja perenne. Su historia data de los primeros cristianos que llegaron al norte de Europa y encontraron a sus habitantes celebrando el nacimiento del dios del sol y la fertilidad. La celebración de realizaba adornando un árbol perenne en esa fecha próxima a la Navidad cristiana. Se dice que San Bonifacio, evangelizador de Alemania, tomo un hacha corto un árbol consagrado a Thor y, en su lugar, plantó un pino.


Floristería Arte Japonés

Calle Escorial, 139-143
08024 Barcelona
Teléfono: 93 284 30 98
Email: esperanza@floristeriaartejapones.com

Amplio horario comercial

Lunes a Sábado de 10h a 21h
Domingos de 10h a 15h
Martes por la mañana cerrado.

Directiva de cookies

Este sitio utiliza cookies para el almacenamiento de información en su equipo.

¿Lo acepta?